Trastorno obsesivo compulsivo

El trastorno obsesivo compulsivo es un trastorno ansioso que se caracteriza por pensamientos persistentes, recurrentes e invasivos, que provocan conductas repetitivas, ansiedad, preocupación, temor e inquietud.

Este trastorno se caracteriza por provocar pensamientos obsesivos y conductas repetitivas e incontrolables por hacer algo repetidamente, lo que originó su nombre.

También es llamado TOC, y puede afectar la vida de quien lo padece, así como de las personas que se encuentran en su entorno.

Síntomas del TOC

Aunque existen varios síntomas que afectan a quienes sufren de Trastorno obsesivo compulsivo, los más comunes son:

  • Quienes padecen este trastorno, suelen realizar actividades repetitivamente, de forma compulsiva, convirtiéndolas en rituales. Lavarse las manos repetidamente, abrir y cerrar las puertas, guardar artículos innecesarios, son algunos ejemplos de las conductas qie experimentan quienes presentan TOC.
  • Gérmenes y limpieza. El TOC se caracteriza por hacer que quien lo experimenta, se obsesione con la limpieza, la eliminación de los gérmenes y de la suciedad. Tienden a repetir conductas de limpieza e higiene personal, como lavarse las manos, limpiar, tomar duchas o similares.
  • Acompañado al exceso de limpieza y preocupación por los gérmenes, el Trastorno obsesivo compulsivo provoca que la persona desee mantener todo en excesivo orden, normalmente arreglando o disponiendo los objetos en perfecta simetría. Quien padece el TOC, normalmente no soporta que sus cosas sean movida de lugar o del sitio donde los ha dispuesto, ni que se rompa el orden que ha establecido. Estas personas son compulsivas inclusive a la hora de comer, ingiriendo los alimentos cumpliendo cierto patrón, establecido por su propia lógica.
  • El Trastorno obsesivo compulsivo lleva a las personas a preocuparse de forma excesiva por casi cualquier cosa: el orden, la limpieza, el control de los pensamientos.
  • Impulsos agresivos. Quienes padecen trastorno obsesivo compulsivo pueden experimentar impulsos agresivos, pero no significa que los materialice, sino que estos impulsos invaden sus pensamientos.

Tratamiento

Al igual que otros padecimientos psicológicos, el trastorno obsesivo compulsivo puede ser tratado con ayuda de especialistas en psicología, que deberán encargarse de cumplir con una serie de pasos que incluye:

  • Evaluación psicológica, que se cumple luego que el especialista puede entrevistar u observar clínicamente a la persona
  • Tratamiento farmacológico, que establecerá el especialista luego de evaluar al paciente y establecer el diagnóstico.
  • Educación sobre el trastorno. El psicologo en Zaragoza deberá ensenar a la persona a lidiar con el trastorno, pero también deberá extender la educación a su núcleo o personas allegadas.